Tiempo de una sesión

Una sesión de QUEX precisa de un par de horas en que la persona se pueda relajar y permitir que el equilibrado energético se realice suavemente y eficientemente.

La conexión en sí misma al dispositivo dura algo más de una hora.

En su transcurso se obtiene un test inicial y un equilibrado básico, restablecedor y preventivo, si se trata de una revisión o “puesta a punto”, o el máximo equilibrado posible cuando se tratan dolencias concretas, dependiendo de su intensidad y cronicidad.

***